Entrevista a Alejandro González Iñárritu   1 comment

Alejandro González Iñárritu acaba de regresar de Cannes ­donde triunfó en la Semana de la Crítica­ y se dispone a charlar, Fuma un cigarro tras otro, más que por nerviosismo, por puro gusto.

Por: Cine Premiere

por Leonides Guadarrama y Gustavo Moheno
Le apodan el negro. A los 23 años era estrella de radio. A los 27, director creativo de Televisa. Al rebasar los 30 había filmado más de mil comerciales. Quizá por eso se ríe cuando dicen que Amores perros es su ópera prima. En realidad, es la obra madura de un cineasta que se autodefine como “un hombre que lo tenía todo y sin embargo era profundamente infeliz”. Ese vacío lo llenó poniendo en pantalla la mejor película mexicana de los 10 últimos años (o 20, o 30, o 40)…

Alejandro González Iñárritu acaba de regresar de Cannes ­donde triunfó en la Semana de la Crítica­ y se dispone a charlar con Cine Premiere. Fuma un cigarro tras otro, más que por nerviosismo, por puro gusto. Se ve en paz. Después de todo, ha cumplido uno de los mayores anhelos de su vida. En los próximos minutos descubriremos que fue un largo proceso existencial que alude directamente a una de las frases promocionales de la película: “El círculo nunca se cierra: el dolor es también un camino hacia la esperanza”…

¿Desde cuándo traes la idea de volcar toda tu creatividad en el cine?

El cine lo traigo desde muy joven, cuando estudiaba comunicación en la Ibero, allí hice un cortometraje Flor amarilla, basado en un cuento de Cortázar. Lo de la radio fue un accidente. Estaban haciendo casting de voces en WFM y me presenté ¡pese a ser tartamudo! Por alguna extraña razón, mi voz le gustó a Miguel Alemán Magnani, que a sus 18 años, era el director de la estación y me quedé. La primera vez que salí al aire el tartamudeo se me quitó como por arte de magia, ¡cagadísimo! Al poco tiempo me convertí en director de la estación. Lo que hice diferente en la radio de ese entonces fue poner, entre canción y canción, una serie de autopromocionales como el pavo asesino. Fueron experimentos narrativos, una suerte de radioteatros. WFM fue todo un fenómeno gracias a la creatividad que generamos Martin Hernández, Charo Fernández y yo… Escribíamos nuestros guiones, nuestros personajes con una libertad poca madre. Sin embargo, lo mío era la imagen, el cine.

¿Cómo fue que empiezas a trabajar de lleno para Televisa? En el 90 dejo la radio, nombran a Miguel (Alemán Magnani) director de canal 5 y me ofrece crear la imagen del mismo, que no era otra cosa que hacer autopromocionales, pero filmados. Lo que originalmente iba a ser sólo la imagen corporativa del 5, se convirtió después en la imagen de todo Televisa. Convencimos a Azcárraga de hacer los promos en cine, en vez de videoŠ La primera vez que pisé un set de filmación, lo hice sin saber gran cosa, pero dije “chingue su madre, soy director”. La bronca fue que sólo era director creativo y las ideas no quedaban realmente como mi gente y yo las habíamos concebido, de esta manera surgió Z Film, mi compañía productora.

O sea que los comerciales fueron tu escuela de cine… Bueno, lo que aprendí fue la técnica. Experimenté muchas cosas; algunos fueron verdaderos cortitos que encajaban en diversos géneros. Pero también se me hicieron muchos vicios: el de la estética preciosista, el de la superficialidad. Decidí estudiar dirección de teatro con el maestro Ludwik Margules, algo que me cambió el mundo porque aprendí a tratar con actores y a contar historias sin la parafernalia cinematográfica. Filmar algo bonito es fácil, pero montar emociones con un par de actores, sin nada de escenografía y con un telón negro de fondo, ¡eso sí está cabrón! Por las mañanas era director creativo de Televisa, por las tardes atendía mi casa productora y por las noches iba a la escuela.

‘la canija dicha de tenerlo todo en esta vida, menos la dicha de ser feliz’…
Reforma © Derechos Reservados

En ese tiempo lograste hacer tu primer filme, digamos, “serio”: Detrás del dinero…

Sí. La idea era hacer una serie de televisión en cine. Llegamos a tener 7 capítulos escritos. La compró Televisa y me fui a Inglaterra para ofrecerle a Miguel Bosé el protagónico, aceptó sin cobrar un centavo. Participaron también Damián Alcázar y Claudette Maillé y aunque la historia estaba floja todo salió poca madre. Warner se interesó en el proyecto, pero Televisa no quiso cederle los derechos y bueno, nunca llegaron a un acuerdo y se frustró todo. El piloto salió al aire un día en canal 5 y ahí quedó… Hoy veo Detrás del dinero y me doy cuenta que la historia flaquea de muchas partes, pero me sirvió mucho: fue mi primer peliculita; había conseguido una narración cinematográfica en forma.

Entre Detrás del dinero y Amores perros median 5 años, ¿qué sucedió durante todo ese tiempo?

Mil factores. Z Film atrajo cuentas muy grandes, transformándose en un híbrido de casa productora y agencia de publicidad. A pesar de estar filmando comerciales muy chingones en París y Nueva York, con ideas mías, ganando premios internacionales y haciendo mucho dinero, me sentía vacío. El problema de la publicidad es que te vacía el alma. Te retribuye económicamente pero no te brinda nada en el plano espiritual; al menos a mí no me sirvió. Me iba a hacer los promocionales del mundial del fútbol a Europa y parecía que iba a un velorio, me daban güeva. Afortunadamente conocí a Guillermo Arriaga. Yo estaba escribiendo un argumento, se lo mostré y me dijo que él no podía desarrollar argumentos de otras personas, pero que tenía muchas ideas propias. Nos hicimos amigos y empezamos a intercambiar películas, libros, estados de ánimo y poco a poco, empezamos a estar de acuerdo en el tipo de película que queríamos hacer. Escribimos un guión de cortometraje que iba a producir IMCINE. Nos gustó mucho esta idea de los pequeños sketches urbanos, interconectados, escritos con una gran humanidad. Nunca se hizo, pero el espíritu de Amores perros quedó cimentado en este primer cortometraje frustrado…

—–*****—-

Publicado 9 junio, 2005 por Radioactivo 98.5 en Entrevistas 98/5

Una respuesta a “Entrevista a Alejandro González Iñárritu

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Pinche wey sobrevalorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: